CLAD, Centro Latinoamericano de Administración para el Desarrollo

Noticias

El CLAD capacita a funcionarios del Ministerio de Energía Eléctrica de Venezuela en Competencias Estratégicas para Directivos Públicos

Los talleres con Sello CLAD buscan fortalecer las Competencias de los funcionarios públicos en los países miembros del Organismo Internacional, partiendo de tres elementos esenciales como los son la ética e integridad, el trabajo en equipo y el liderazgo.


Declaración de Lima

Con el lema ¿Cómo crear organizaciones innovadoras?, los Directores de las Escuelas e Institutos de Administración Pública de los países que conforman al CLAD, se dieron cita los días 5 y 6 de septiembre de 2019 en la ciudad de Lima, Perú, donde intercambiaron experiencias para el mejoramiento de su labor en la formación y capacitación de funcionarios públicos. Al culminar se presentó un documento denominado "Declaración de Lima" que puede consultar aquí


El CLAD cumple agenda de trabajo en Bogotá, Colombia

Como parte del desarrollo de una importante agenda en el mes de septiembre, el Secretario General del CLAD, D. Francisco Velázquez, viajó a la ciudad de Bogotá donde participó en varios encuentros con autoridades gubernamentales y disertó sobre diversos temas.


Formar a los funcionarios en innovación: Artículo escrito por D. Francisco Velázquez

Nadie duda de la utilidad de que los directivos de las grandes empresas y organizaciones privadas tengan una formación excelente y dominen las técnicas más avanzadas y actuales de la gerencia de las organizaciones. Elías Canetti señaló que la figura del “director de orquesta, influyendo a distancia con las leves indicaciones de su batuta, sobre una colectividad de hombres, constituye una representación superlativa del poder”. ¡Qué satisfacción para todos los países de nuestro entorno, si la preparación de nuestros altos funcionarios fuera equiparable a los maestros que dominan los instrumentos musicales! Si pudiéramos afirmar, como hacía Max Weber en 1919, que los altos funcionarios de los ministerios «estaban infinitamente mejor informados que su jefe sobre los problemas técnicos reales de su especialidad».