CLAD, Centro Latinoamericano de Administración para el Desarrollo

3.- Ecuador: “Código de la Administración Pública del Ecuador”

El Gobierno del Ecuador a través de su Secretaría Nacional de la Administración Pública, solicitó al CLAD una misión de cooperación técnica denominada “Código de la Administración Pública del Ecuador”.

A tal efecto se designó al consultor del CLAD D. Julio César Fernández Toro para que realizara la misión en dos tramos. El primero, del 04 al 08 de marzo y el segundo, del 08 al 12 de abril, conjuntamente con la contraparte ecuatoriana Da. María Verónica Dávalos y D. Rodrigo Peña Romero. En el marco de la concepción de una Nueva Gestión Pública, que pone énfasis en los resultados y en la mayor preocupación por un buen desempeño institucional que garantice la eficiencia, la calidad, la eficacia y efectividad de la gestión pública, surge la necesidad de redactar un Código Orgánico de Administración Pública de la República del Ecuador, siguiendo los criterios de técnica legislativa contemporánea para la redacción jurídica de textos normativos, y que contenga: los lineamientos generales para la regulación jurídica de la gestión pública en las entidades y órganos de la Administración Pública ecuatoriana, de conformidad con el régimen constitucional vigente y tomando en cuenta la cultura administrativa ecuatoriana; las bases y principios político-jurídicos que, de conformidad con la noción de Buen Gobierno, tienen que regir la gestión pública de las entidades y órganos de la Administración Pública ecuatoriana; los posibles mecanismos institucionales de seguimiento y control sobre la aplicación, las bases y principios político-jurídicos que regirán la gestión pública en las entidades y órganos de la Administración Pública ecuatoriana.

La Secretaria Nacional de la Administración Pública del Ecuador, como institución encargada de establecer las políticas, planes, estrategias, metodologías y técnicas de gestión institucional y las herramientas necesarias para el mejoramiento de la eficiencia, eficacia y efectividad de la Administración Pública central, institucional y dependiente, busca generar las condiciones y procesos que posibiliten fortalecer la capacidad de la gestión de las políticas públicas orientada a resultados de desarrollo conforme a la noción del buen vivir. Sin embargo, debido a la inexperiencia general del Estado ecuatoriano en temas de gestión, a la carencia de un marco legal que fomente la eficiencia, eficacia y efectividad de la Administración Pública, y a condiciones organizativas y funcionales adversas, los esfuerzos realizados por la Secretaria Nacional de la Administración Pública, encaminados a mejorar la gestión de las organizaciones pertenecientes al Gobierno Central, se han visto mermados en lo referente a su alcance y resultados. Causas que hacían imprescindible una cooperación técnica internacional suministrada por el Centro Latinoamericano de Administración para el Desarrollo –CLAD-, para que coadyuvara a la creación del mencionado marco jurídico legislativo de rango orgánico y a un mejor accionar de la Secretaria Nacional de la Administración Pública, más oportuno y de mayor alcance.

La cooperación técnica aprobada por el CLAD, a solicitud del Gobierno del Ecuador, tomó como referencia la tendencia de la Nueva Gestión Pública Iberoamericana y se orientó por la doctrina iberoamericana de mejora de la gestión pública que se encuentra conformada por la Carta Iberoamericana de la Función Pública (2003), el Código Iberoamericano de Buen Gobierno (2006), la Carta Iberoamericana de Gobierno Electrónico (2007), la Carta Iberoamericana de Calidad en la Gestión Pública (2008) y la Carta Iberoamericana de Participación Ciudadana en la Gestión Pública (2009).

En el Informe Final de la misión, el consultor incluyó recomendaciones para la presentación, debate, aprobación e implementación del Primer Borrador de Anteproyecto del Código Orgánico de Administración Pública de Ecuador, ambos documentos preparados por él.

La consultoría se desarrolló de acuerdo a lo planificado y se cumplieron todos los objetivos que se habían propuesto. Desde este punto de vista formal y sustantivo, se puede decir que ha sido una consultoría realizada satisfactoriamente.